PERROS DE LA VIDA

ESTE TEXTO DE MI COLEGA DE INVASOR ME CONMOVIÓ, MÁXIME CUANDO AMO A LOS ANIMALES AFECTIVOS DE FORMA DESMEDIDA, Y,
SOBRE TODO, PORQUE HE SENTIDO EN CARNE PROPIA EL ASESINATO
A ALGUNOS DE ELLOS, FELINOS FUNDAMENTALMENTE, PERO TAMBIÉN LA MUERTE INJUSTIFICADAS DE CANINOS POR FALTA SINCERIDAD, AL OCULTAR UN PELIGRO MORTAL QUE LES ASECHABA.

Por Sayli Sosa Barceló
Publicado: 11 Noviembre 2017

la gente no sabe, no imagina, el daño que provoca a los demás cuando le matan así, sin miramientos, a su perrito de la vida

En el Cementerio de Colón, en La Habana, una tumba perpetúa el cariño de un perro y su dueña

A la tercera fue la vencida. El perro amaneció muerto y mi vecina supo que las dos veces anteriores, cuando corrió con él en brazos hasta el veterinario, habían sido, apenas, fallidos intentos. No entiende cómo alguien puede tener el corazón tan duro y envenenar un animalito que no le hacía daño a nadie. Me cuenta todo eso casi en un llanto y me dice que en su familia han sentido la pérdida como si fuera una persona.

Que el muchachito de la casa anda triste y va al patio a mirar el promontorio de tierra bajo el cual yace su mascota, y que la maestra llamó para saber si pasaba algo en el hogar porque lo notaba distante, demasiado compungido. Que la niña especial, ya no tan niña, con su muñeca en manos, no pregunta, pero todos saben cuánto extraña y está largos ratos parada en el balcón, como esperando.

Mi vecina iba a pasar de largo aquella mañana con un saludo normal, de esos de “qué tal, cómo está” y un gesto de la cabeza. Iba a seguir su camino, en realidad ya había pasado, mas, regresó sobre sus pasos y se atrevió a pedirme que contara su historia, pues la gente no sabe, no imagina, el daño que provoca a los demás cuando le matan así, sin miramientos, a su perrito de la vida.

Y un periódico sería solo papel entintado o bit sobre bit si, al menos, de vez en cuando, no publicara estrictamente lo que les duele a sus lectores. Y no es menor el sufrimiento por un animal afectivo, como parece piensan los que mezclaron la comida con el veneno. Y no es así como se dirimen los asuntos de convivencia, si fuera ese el caso.

En La Habana, una organización sin ánimo de lucro rescata y protege animales abandonados. Protección de animales de la ciudad (PAC) es la principal impulsora de una Ley de Protección Animal.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s