ORFEBRE DE MEMORIA

IMPOSIBLE, AL DESCUBRIR ESTE TEXTO EN EL PERIÓDICO INVASOR DE CIEGO DE ÁVILA, NO INSERTARLO EN MI BLOG PRIMARIO ÁVILATROCHA, NO SÓLO POR REFERISE A UN COLECTIVO AVILEÑO NOTABLE, SI NO POR EL VÍNCULO QUE NOS UNE DESDE SU CREACIÓN CON BUENA PARTE DE SU COLECTIVO,
Y POR QUÉ NO TAMBIÉN, MUCHOS AÑOS ANTES CON SU DIRECCIÓN Y EL HISTORIADOR DEL TERRUÑO QUE DA NOMBRE A LA TIERRA DE LA PIÑA. A CONTINUACIÓN, LA INFORMACIÓN DE MI COLEGA:

Escrito por Héctor E. Paz Alomar
Categoría: Ciencia

• A 25 años de su fundación, el Archivo Histórico Provincial Brigadier José Gómez Cardoso constituye un baluarte de la conservación y divulgación de la historia e identidad de Ciego de Ávila

Un cuarto de siglo cumplió el Archivo Histórico Provincial Brigadier José A. Gómez Cardoso, tiempo en que el colectivo se ha mantenido fiel al pensamiento del Líder de la Revolución cubana y ha tejido una valiosa urdimbre en el campo de las investigaciones y en general de la archivística.

La institución cuenta con 27 fondos y colecciones, cuyas fechas extremas se ubican en 1789 y 2015

El parto acaeció el 22 de julio de 1992, en pleno período especial. Para la dirección política del territorio estaba claro que una de las fortalezas principales para la resistencia, era la historia del pueblo avileño y la preservación de sus fuentes documentales.

La fundamentación estuvo lista bien rápido. Su autor, el entonces jefe de la sección de Investigaciones históricas, del Comité Provincial del Partido, Ángel Cabrera Sánchez. La propuesta del nombre fue sugerida por Mayda Pérez García, fundadora y directora del Archivo desde su creación. Ambas fueron aprobadas. Otras tres iniciadoras permanecen en la institución: las especialistas Elvira Junquera Forcade, Mairelis Rivera Pérez y Mariselda Castellón Morgado.

La biblioteca provincial acogió a los 12 valientes. Luego apareció un local provisional. Por fin, el que los alberga hasta los días actuales, en el Centro Histórico de la ciudad, aunque ya necesitan de más capacidad para la preservación de los fondos documentales. El bautismo de fuego fue la confección de la obra científica Historia de la provincia de Ciego de Ávila y sus 10 municipios.

También la tropa ha crecido. “Ahora somos 33 trabajadores, de los cuales 17 tienen nivel Superior y 14 el Medio; del total cuatro son másteres en Ciencias de la Educación y de ellos, dos tienen la categoría de investigadores auxiliares de la universidad Mayor General Máximo Gómez Báez”, precisa Mayda.

“Hemos abierto el camino seguro y de elevada ética profesional de la archivística revolucionaria avileña y llevado a planos cimeros dentro del Sistema Nacional de Archivos”, aseveró Mayda.

La digitalización alcanza el 70 por ciento de los fondos del centro, y el 80 está informatizado, lo que posibilita servicios de más calidad.

El prestigioso centro, adscrito al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, ha ido acumulando logros de alta significación en su quehacer.

Destaca la creación del primer paquete digital de Historia y Monumentos de Ciego de Ávila. “Que sepamos, es el primero de su tipo en un archivo provincial, fruto de historiadores y profesionales participantes, al poner a disposición del pueblo las versiones digitales de sus obras”, afirma Mayda.

Suman el aporte de notables resultados de la historiografía avileña y su quehacer científico, socializados en 97 publicaciones; y la visión de la institución y sus saldos en más de 160 eventos, fuera y dentro del país. Desarrollaron la red provincial de Archivos de gestión, fundaron y enriquecieron la biblioteca especializada en Historia y Archivística; contribuyeron a la creación de la Escuela avileña de esa especialidad, y sellaron formidables relaciones
científico–metodológicas e investigativas con la Universidad local, y el coauspicio, con ese centro, del primer y único diplomado de Historia de Cuba impartido en Ciego de Ávila.

Para el investigador Cabrera Sánchez, la indagación “es apasionante. Te impulsa la convicción de afrontar una labor de gran valor para tu pueblo. Un ejemplo: tener en mis manos el único ejemplar que se conserva del primer libro impreso en Ciego de Ávila: Hombres de Ciego de Ávila, de 1893. Estos 25 años significan una parte muy importante en mi vida profesional, un sueño hecho realidad”.

A la Técnica Superior en Servicios Archivísticos Mariselda Morgado Capellán, la alienta el orgullo cuando afirma que trabajar aquí, es lo máximo “por ser cubana, contribuir a resguardar nuestra identidad, y saber de dónde venimos y hacia dónde vamos; transmitir ese legado es muy estimulante”.

El desempeño del colectivo le ha hecho merecedor de valiosos reconocimientos: las distinciones Joaquín Llaverías, conferida por la Unión Nacional de Historiadores de Cuba; y Honrar, honra, otorgada por la Sociedad Cultural José Martí; dos premios nacionales Gilberto Caballero en páginas Web, y cinco provinciales de la filial avileña de la Academia de Ciencias de Cuba; a los que se une la reciente felicitación enviada por la Máster en Ciencias Martha Ferriol, directora del Archivo Nacional y del Sistema Nacional de Archivos.

Al término del diálogo con Invasor, Mayda afirmó; “Continuaremos sirviendo a la Patria sin condiciones en la conservación y divulgación de la memoria histórica de nuestro pueblo y de su identidad.”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s