SI LA HISTORIA FUERA AL REVÉS

A PROPÓSITO DEL DÍA DEL PADRE QUE SE CELEBRA EN CUBA Y OTRAS NACIONES ESTE TERCER DOMINGO DE JUNIO, EL SIGUIENTE TEXTO DE

Escrito por Alexey Fajardo López
(Periódico Invasor)
Publicado: 18 Junio 2017

Siempre me he preguntado si, en lugar de ser tú mi padre, esta historia fuera a la inversa y me hubiera tocado a mí traerte al mundo, criarte, educarte, protegerte, consentirte, y hasta darte dos o tres nalgadas “si la ocasión lo requiriera”.

Por más que lo pienso se me enreda la mente, pues no tengo la certeza de si, en plena juventud, hubiera mostrado tanta madurez, como tú, para sacar adelante a cuatro muchachos. Porque de ser yo tu padre, le exigiría a la vida premiarme, también, con mis hermanos como mis otros hijos.

Ah, y, obviamente, sería yo el más feliz de los hombres, por haber tenido la suerte de encontrar en mi camino a la mejor esposa, y disfrutar de su compañía (como lo hiciste tú) durante los más bellos 58 años que alguien haya podido vivir, al plantearse como primer principio del matrimonio que las carencias materiales tuvieran menos importancia que las espirituales, y que el hogar fuera templo para el alma.

Estoy pensando ahora mismo, si esas dos o tres nalgadas que te daría (si la ocasión lo requiriera), tendrían en mí la misma dosis de amor que en tus manos y en tus ojos, y si me dolería tanto, como a ti, tener que corregir tu conducta de ese modo (porque, aunque muchos digan que no, a veces hace falta) y si me lo agradecerías hoy tanto como te lo agradezco yo.

Viejo, si esta historia fuera al revés y me hubiera tocado ser tu padre, este domingo me haría el dormido para ver cómo entreabres la puerta de mi cuarto cada varios minutos, solo para comprobar si ya estoy despierto y si descubrí el regalo que escondiste entre mis zapatos, debajo de la cama, dentro del armario, detrás de la cortina… y en cuanto lugar tu imaginación te permitiera.

Si esta historia fuera al revés, créeme que me iba a negar
rotundamente por temor a que me tocara otro padre distinto a ti; uno que no fuera capaz de enseñarme que el amor antecede a todo y todo lo supera. Pero, por suerte, papi, la vida quiso que la historia fuera de otro modo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s