EL CIEGO DE ÁVILA, UN LUGAR PARA PERPETUAR LA HISTORIA

Vale por mi colega de la Agencia Cubana de Noticias, alguien a quien vi formarse como periodista de la entonces AIN cuando realizaba su servicio social en la Ciudad de los Portales y, además de esa agencia noticiosa, insertada en la revista Al Delegado Avileño, órgano de la Asamblea Provincial del Poder Popular en Ciego de Ávila.

A continuación el citado texto relacionado con una institución cultural de la tierra de la piña, precisamente la que lleva el nombre del patriota mambí identificado como El Águila de la Trocha:

Escrito por Magaly Zamora
Publicado: 08 Mayo 2017

El museo histórico Coronel Simón Reyes sobresale en la ciudad de Ciego de Ávila, no solo por los documentos y piezas que atesora, sino, también, por el edifico donde está ubicado.

La historia del emblemático local, considerado el inmueble de mayor valor arquitectónico en la capital provincial, data de 1870, cuando fue construido por iniciativa del asturiano Alejandro Suero Balbín para que sirviera de sede al Casino Español.

Más tarde, en calidad de préstamo, acogió los cultos de la iglesia católica, mientras transcurrió la construcción del actual templo, pero su mayor connotación la alcanzó durante la guerra de 1895, al servir de sede de la comandancia militar de la trocha de Júcaro a Morón.

Desde allí se planeó el movimiento de tropas y se dirigieron las acciones para impedir el avance del Ejército Libertador hacia occidente y, según consta, el inmueble fue visitado por altos generales y oficiales del ejército español, e, incluso, por
gobernadores generales de la Isla como Valeriano Weyler.

A pesar de los diversos usos que tuvo a lo largo del siglo XX, como junta electoral e imprenta, entre otros, se conservaron en buen estado las puertas, ventanas y llavines, además de otros elementos.

Los trabajos de restauración para convertir el recinto en el actual museo preservaron, en lo fundamental, el estilo y numerosas partes originales como la estructura del techo de madera preciosa y sus columnas, y afianzaron su valor como el edificio más representativo de la arquitectura colonial en la ciudad, lo que lo hizo acreedor del Premio Nacional de Conservación 2015.

Hoy la edificación, situada en la intersección de las calles Máximo Gómez y Honorato del Castillo, cuenta con áreas dedicadas a la arqueología de la provincia, las luchas independentistas, la República Mediatizada, la formación del Movimiento 26 de julio y el aporte internacionalista.

Igualmente, existe una sala destinada a los cultos sincréticos de origen africano, y otra transitoria para diversos usos y exposiciones, en las cuales prevalecen objetos, documentos y fotos de gran valor histórico.

Acercarse a la institución es una oportunidad para conocer la historia y la arquitectura avileñas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s