MEDICINA VETERINARIA EN CUBA, PILAR DEL SECTOR AGROPECUARIO

UNA EFEMÉRIDE COMO ESTA TAMPOCO PODÍA PASARLA POR ALTO EN MI BLOG PRIMARIO ÁVILATROCHA, MÁXIME CUANDO ME SIENTO MUY UNIDA A ESTOS PROFESIONALES QUE PONEN LO MEJOR DE SÍ PARA ATENDER, Y, POR ENDE, SALVAR A TODOS SUS PACIENTES, POR ESO, INSERTO, POR RSS, EL SIGUIENTE TEXTO QUE APARECE PUBLICADO HOY EN INTERNET.

Por Jorge Luis Moreira Massagué

El 24 de marzo de 1961 se instituyó el día del trabajador de la Medicina veterinaria en Cuba, luego de la unificación de estos servicios por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, mediante la firma de la resolución 254 del entonces Instituto Nacional de Reforma Agraria.

Para hacer realidad la misión principal, el departamento de sanidad animal cuenta con inspección estatal permanente en cinco puertos de la provincia, en el aeropuerto internacional Frank País, y en la Marina Internacional del municipio de Rafael Freyre, además en los almacenes de carga, plantas productoras de pienso, en mataderos y empacadoras, plantas de procesamiento industrial, combinados lácteos, e industrias de la pesca.

Al mismo tiempo, mantienen la vigilancia en áreas de la flora y la fauna, animales exóticos aduanas de correos, hoteles, casas de alquiler, losas sanitarias de cualquier especie frigoríficos, y almacenes de alimentos para animales.

Antes del triunfo de la Revolución cubana, el primero de enero de 1959, el ejercicio privado de la profesión, el trabajo asistencial, la prevención de enfermedades y la inspección veterinaria estatal eran las principales fuentes de empleo para los médicos veterinarios. A pesar de esas condiciones, poco favorables para el trabajo creativo, la medicina veterinaria en la mayor de las Antillas logró avances significativos respecto a otros países.

Entre esos resultados está el control a través de la vacunación de muchas enfermedades que provocaban daños a la actividad ganadera. Por ejemplo, se redujo la mortalidad a causa de la fiebre aftosa, el carbunco sintomático, carbunco bacteriano o ántrax, septicemia hemorrágica, cólera porcino clásico, rabia, tifus aviar,
encefalomielitis equina y otras pandemias.

En este sentido, se destaca la labor en los laboratorios de la veterinaria, donde se obtienen vacunas, biopreparados, y productos farmacéuticos de efectividad aceptable. Además, sobresalen los centros de diagnóstico veterinario.

Los obreros de este sector desempeñan un rol importante en la protección de los territorios contra enfermedades, evitan la transmisión de estas a las personas y entre los propios animales, logrando la adecuada salud de la masa, fundamentalmente en la ganadería, decisiva en la producción de leche y carne que se necesita.

Aquí radica la principal fortaleza del quehacer de los veterinarios, que aseguran la producción alimentaria, una cuestión de seguridad nacional. De ahí que las acciones de capacitación científico-técnica del personal sean un objetivo clave para contribuir al desarrollo de las diferentes áreas en el sector de la agricultura.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s