13 DE OCTUBRE: UNA FECHA DE BUENA SUERTE PARA LOS BANCARIOS

EN UNA FECHA TAN SIGNIFICATIVA PARA LOS BANCARIOS CUBANOS, INSERTO EN MI BLOG PRIMARIO ESTE FRAGMENTO TOMADO DE UNA PUBLICACIÓN DE ESE SECTOR, QUE, TUVO ESE LLAMATIVO TÍTULO.

Por MSc. María Isabel Morales Córdova*

Aunque en muchos países el 13 tiene mala fama, e incluso existen hoteles que se saltan el número en el consecutivo de sus habitaciones, para los bancarios cubanos ese dígito no parece estar asociado a la mala suerte, sino por el contrario, en el mes de octubre se espera con cierta ansia la llegada de ese día, en que se rememora la promulgación de la ley de nacionalización de la banca y se promueven actividades de homenaje a los colectivos y trabajadores con mejores resultados laborales.

Sin perjudicar la atención al público, en toda la isla se realizan las más diversas actividades, y tanto las administraciones como los dirigentes sindicales hacen su mayor esfuerzo para que no pase inadvertida esta fecha de tanta significación histórica, que marca el Día del Trabajador Bancario y, por ello, los colectivos la toman como un buen argumento para reunirse y festejar luego de tanto esfuerzo.

Pero esa efeméride tiene su protagonismo inicial, cuando, al triunfo de la Revolución Cubana,
es nombrado el comandante Ernesto Guevara de la Serna su primer Presidente, y aparecen billetes firmados por él con la sencilla, pero inmortalizada palabra, Che.

Para mi en lo particular es también mi vínculo en la década del 70 del pasado siglo con trabajadores de ese sector en mis comienzos laborales, sobre todo, dos que se convirtieron en mis compañeros de labor en el departamento Económico de la entidad de la Construcción de la entonces región de Ciego de ávila Jatibonico: Héctor Oliva, y José Enrique Alberti.

Tampoco puedo dejar de citar a féminas con quienes me relacioné: María Elena, Marichy, (desde la etapa de estudiante en la Universidad Ignacio Agramonte donde surgió una amistad que mantenemos siempre); ya en mi profesión de periodista, Aleyda y Albadio; Alicia, Justa (Sirelda, para sus amistades de su época juvenil); luego, también BANDEC, Mayita, y una joven muy cercana a mi: Yisel.

Esta entrada fue publicada en Economía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s