ERNESTO GUEVARA DE LA SERNA, EJEMPLO ETERNO

EN UNA EFEMÉRIDE COMO ESTA ES IMPOSIBLE NO INCLUIR LA PRESENCIA DE UNA AVILAÑA, POR LO CUAL SELECCIONO LA SIGUIENTE CRÓNICA DE LA COLEGA JUANA TERESA MOYA PEÑA

*La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida*, sentenció nuestro Héroe Nacional.

Por eso, a diario se siente tu presencia, en el surco, la fábrica, la escuela, cobrando más vida en cada acción diaria, que dignifica al hombre.

Tu palabra, fuerte y segura, cedió paso a la acción, en el escenario quizás más dificil, pero objetivamente posible, y eso, tú lo sabías, y por qué no, tal vez lo preferiste.

Tu legendaria figura, de manos de la audacia, traspasó los límites de la leyenda para convertirse en ejemplo posible, realizable.

Por eso el camino de unos pocos, se conviertió en vía certera para muchos.

Hoy tu nombre, Che, o Ernesto podemos encontrarlo en los labios balvuceantes de un niño, o la voz temblorosa un anciano.

Ñancaguazú no es, ni será nunca tu último combate, si acaso, el sitio exacto en que te detuviste un día, no como otras veces, para mitigar tu imprudente asma, si no, para encender aun más el inmenso fulgor que alumbró al continente americano, para nunca más, vivir en las sombras…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vigencia de el Che Guevara. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s