BÉISBOL CUBANO: NO SON QUIMERAS

Por Mario Martín Martín (Enviado Especial)
Categoría: Deporte
Publicado: 13 Abril 2016

PINAR DEL RÍO.— Ni lo uno, ni lo otro. Es decir, ni pensé que la barrida era algo lógico, ni que ahora Pinar del Río venciera en dos ocasiones consecutivas a Los Tigres avileños. Y bien, tras este balance de 3-2 favorable a los de Roger Machado… ¿ quién gana ahora el play off de la LV Serie Nacional de Béisbol ?

Cierto es que Ciego de Ávila regresa a sus predios con la tarea de ganar uno de los dos juegos en el estadio José Ramón Cepero, lo cierto es que también su pitcheo está muy por debajo del de Los Vegueros para esos dos cruciales compromisos.

En la sala de prensa, cuando redactaba estas líneas, hubo casi unánime coincidencia de que, en finales de mucha presión, los pativerdes son difíciles de doblegar. Con lo ya realizado, es como para que su afición esté bien complacida.

Yosvani Torres y Leris Casanova podrán abrir, pero tendrán listos a Liván Moinelo y Yaifredo Dominguez, mientras que por los avileños podrían trabajar Duquesne y Vladimir en la apertura, pero su cuerpo de apagafuegos solo estará respaldado por Yennier Cano para preservar una posible ventaja en los finales.

Ya el paciente no está en terapia intermedia, sino más bien en una sala de recuperación. El casi muerto está en el mundo de los vivos y se le nota muchos deseos de alejarse del sepulcro.

Algunos criticaron a la dirección de los actuales campeones por “aguantar” a Lázaro Blanco en la lomita, pero no había mucho para escoger en el bullpen. En mi caso, no le critico. Creo que Roger actuó con la paciencia que debe tenerse en un juego de estas
características.

En los play off —como en cualquier faceta de la vida— no se puede ser prisionero de las circunstancias, por lo que no hay que evaluar a la ligera una decisión que no solo tiene ribetes tácticos, sino también estratégicos.

De lo que sí no hay dudas es que Pinar del Río regresará al Cepero en mejores condiciones que la anterior semana, no solo con un pitcheo fresco, sino mejor desde el punto de vista sicológico.

Lo que sucedió aquí, en el estadio capitán San Luis, ya es historia. Ahora queda la que debe escribirse en la principal instalación deportiva avileña. Lo de Pinar ya no es una quimera, ni lo de Ciego de Ávila, desde luego, tampoco.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s