TIGRES A UN *TILÍN* DE LA GLORIA EN EL BÉISBOL CUBANO

SIEMPRE AFIRMO *NO SE PUEDE CANTAR VICTORIA ANTES DE TIEMPO*, PERO CONFÍO QUE NUESTROS FELINOS DEMUESTREN CUÁNTO PUEDEN HACER SUS GARRAS Y SE CORONEN CAMPEONES…

LOS DETALLES DEL TERCER ENCUENTRO FRENTE A PINAR DEL RÍO Y EN SU PROPIA CASA, CON EL COLEGA DE INVASOR.

Por Mario Martín Martín

Al disfrutar el desempeño de los Tigres de Ciego de Ávila con su éxito este domingo ante Pinar del Río, que los sitúa a las puertas de retener la corona en la LV Serie Nacional de Béisbol en Cuba, no pude menos que darle la razón a Roger Machado cuando le respondió a un periodista sobre la diferencia entre este equipo y el que participó en el play off del año 2011: “El conjunto es parecido, pero hoy tenemos más experiencia”.

De nuevo el bullicio en el graderío “le metía miedo al susto”, pero los peloteros avileños se comportaron como consagrados y supieron jugar sin la presión que daba un desafío de tanta importancia. Y no pudo estar más “calentico” que en el octavo y noveno capítulos, cuando los de casa descontaron hasta situarse a una del empate.

Cuando en el principio del tercer episodio, Yorbis Borroto conectó cohete al jardín central, que trajo desde segunda a Raúl González, fue como si una maldición cayera sobre el estadio Capitán San Luis.

Yosvani Torres, que en las tres primeras entradas solo había sumado 30 lanzamientos, y parecía encaminado a otra memorable labor, en el cuarto utilizó 29 y tuvo que abandonar la lomita con el marcador adverso 0x4.

En la banda opuesta, Dachel Duquesne no se presentó en su mejor tarde en los primeros capítulos, mas se las agenció para colgarle seis ceros en forma consecutiva a los pativerdes hasta entregar el box a Alberto Bicet, en el séptimo, cuando la pizarra le favorecía 6×1.

Algunos comentaron que traer a Yennier Cano, en el octavo inning, cuando los locales se reviraron y se pusieron a tres del empate, era darle demasiado trabajo al estelar apagafuegos. Pero…si no se traía en ese momento, ¿cuándo se iba a traer? Una vez más afirmo: los brazos no se lastiman por lanzar 20 ó 100 entradas, sino por una mala preparación.

Ahora la tarea parece la del indio para los pinareños: tendrían que ganarle los cuatro partidos que restan para arrebatarle el título a los de Ciego de Ávila.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s