MUNICIPIO AVILEÑO DE VENEZUELA: SOBRE TODO, RECONSTRUIR

SIN LUGAR A DUDAS, CADA LOGRO EN EL MUNICIPIO DE VENEZUELA ME SATISFACE EN GRAN MEDIDA PORQUE, ADEMÁS DE SENTIRME CON ORGULLO NATIVA DE ESE TERRUÑO, ES TAMBIÉN ALGO QUE ENALTECE A LA PROVINCIA DE CIEGO DE ÁVILA Y, COMO SIEMPRE AFIRMO, SOY AVILEÑA DE PURA SEPA.

LA SIGUIENTE INFORMACIÓN DE UN COLEGA DEL PERIÓDICO INVADOR DETALLA AL RESPECTO.

Por Moisés González Yero

Interioridades del proceso inversionista, al sur de la provincia de Ciego de Ávila

Este trabajo pudo comenzar de otro modo. Quizá con la referencia a la deplorable situación que presentaba el techo de la bodega del batey de Los Negros, o a la ausencia de las puertas en el consultorio principal o la Posta Médica, como todos le llaman, del poblado de Jagüeyal, pero la realidad es otra.

La actividad de Servicios Comunales dedicó a la rehabilitación de los parques parte considerable de sus recursos y esfuerzos

El movimiento reconstructivo de 2015 en el municipio de Venezuela no se centró, únicamente, en la cabecera del territorio. “En Los Negros, sobre todo, las dos tiendas estaban en mal estado, reconoce María Magdalena Coba, la secretaria del bloque de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC). A la de ropas, la repararon y pintaron; a la de víveres, lo más significativo fue el cambio de la madera del techo.

“Aunque, por lo que se ve, en la farmacia el trabajo tuvo un mayor alcance, pues le cambiaron la carpintería, hicieron el mostrador y solucionaron los problemas de la cubierta.

“Si algo quedó pendiente aquí es el arreglo del camino; que afecta mucho la estabilidad del transporte”, subraya la dirigente de la FMC.

También distante del núcleo urbano principal, Jagüeyal recibió sus dividendos con “la reconstrucción de la Posta Médica y de diferentes objetos en la Fonoteca, la que ocupa el centro de la actividad de quienes aquí vivimos. Por allí va o pasa todo el mundo”, aprecia Yuneisi Jova Piñeiro, vecina de ese poblado.

Además de la repercusión popular, existen las estadísticas y acudimos a las valoraciones de las direcciones administrativas del municipio, para entender qué ha sucedido en el territorio.

“Como consecuencia de los años de explotación y de limitaciones económicas —comenta Raúl Menejías Álvarez, director de Economía y Planificación en el municipio—, se fueron acumulando no pocas necesidades, instalaciones que urgen de alguna intervención y de reponerle los equipos y útiles.

“Y en consecuencia, hemos ido recibiendo cierto respaldo material. Quien entra al municipio, por ejemplo, casi lo primero que se encuentra es la nueva estación de trenes del poblado de Simón Reyes o con los ‘aires’ restauradores alrededor de la Avenida Las Américas, donde sobresale el Centro Cultural Arauca.”

Menejías, quien es también miembro no profesional del Buró Municipal del Partido, valora que este proceso renovador lleva años en acción con un pico de visibilidad en 2015; luego de que este se convirtiera en un territorio privilegiado en cuanto a la entrada de recursos “al disponer, como es común, de los aportes estatales dirigidos a las inversiones, también de un margen porcentual de los ingresos de las entidades económicas para Mantenimientos y reparaciones; además de otros beneficios como parte del Proyecto Endógeno, promovido por los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA).

“El año anterior planificamos el trabajo —indica Menejías— sobre la base de repartir lo que se iba a ejecutar por todo el municipio; pero, a su vez, priorizamos un mayor número de acciones en el Consejo Popular de Sanguily, incluidos sus asentamientos cercanos: La Ciudad de la Juventud, La Teresa, Los Negros y La Ofelia.

MOMENTO DE COSECHA

Como antesala de cualquier valoración es elemental precisar que, debido a las limitaciones y a las decisiones de índole económica adoptadas por el país, de unos años a acá Venezuela se quedó sin las dos entidades económicas fundamentales: el central azucarero y la Empresa de Cultivos Varios Juventud Heroica.

Si alguien está, directamente, ligado con la mayoría de lo hecho es Visney Toledo Bañobre, vicepresidente del Consejo de la Administración Municipal (CAM), responsabilizado con la esfera de prestación de los servicios a la población, y quien no titubea al apreciar los pasos que se han concretado.

“Estoy consciente del avance experimentado en 2015. Pocas veces se ejecutan 39 objetos de obra en un lugar apartado de los núcleos urbanos principales, como se hizo en el Consejo Popular de Sanguily; o se le pasa la mano a más de 10 bodegas, seis tiendas de productos industriales, o a varias cafeterías.

“También es innegable la contribución a la vida comercial, de prestación de servicios y en el orden recreativo del centro de los poblados, con la reapertura o mejoramiento de la Fonoteca de Simón Reyes; la unidad gastronómica La Venezolana y la tienda La Comercial, en la cabecera del territorio; así como también la renovación de 15 consultorios del Médico de la Familia.”

Para Toledo en tales fines resulta fundamental la secuencia que se ha ido alcanzando a través de los años, con la cual hoy todas las unidades gastronómicas y comerciales que lo requieren disponen de sus equipos de refrigeración, algo que en el pasado reciente afectaba mucho la vida de la población, al verse obligada a adquirir el mismo día los productos de fácil descomposición.

La Venezolana heladeria coppelia municpio venezuelaCiertamente, los trabajos en razón de las inversiones y mantenimientos en este municipio van en progresión; pero al propio tiempo reflejan otras visiones.

Los consumidores se deciden en lo fundamental por las ofertas de la cremería, además del café exprés, en el remozado complejo gastronómico La Venezolana

Un informe municipal de los resultados económicos del pasado año, recoge que con independencia del centenar de obras acometidas, “aún se aprecia bajo rendimiento (laboral) y mala organización del trabajo por parte de las fuerzas constructoras, y una incorrecta fiscalización de los inversionistas”, señalamiento bastante difundido en este tiempo, pero, sin duda, una cuenta pendiente en el camino de la solución de más necesidades colectivas.

Por otro lado, pudo haber faltado un análisis integral y previo, relacionado con la futura gestión de las instalaciones. La muy exquisita Fonoteca (ahora La Vega de Doña Teresa), de Simón Reyes, ha reabierto con servicios de restaurante de segunda categoría, bar, salón de fiestas y cremería, pero todo el mundo no cuenta con 3,00 pesos para tomarse con determinada frecuencia una bola de helado.

En tanto para el investigador cultural José Manuel García, es este el momento de profundizar en la superación técnica de los trabajadores encargados de ofrecer algún tipo de servicio, en acciones que eleven, entre otras, la cultura gastronómica y comercial, para que, cuando las personas salgan de una unidad, lleven consigo un sentimiento de bienestar. Sin duda, la ampliación del universo de las inversiones, merece tal resultado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Municipio avileño de Venezuela. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s