VILMA: PRESENTE SIEMPRE EN LAS FÉMINAS CUBANAS

UN DÍA COMO HOY ES IMPOSIBLE NO RECORDAR A VILMA, ESA MUJER QUE LO DIO TODO A SU IDEARIO REVOLUCIONARIO, POR ESO, VALE LA REITERACIÓN.

Ella fue esa joven que se destacó en el deporte y en el arte, pero que lo abandonó todo por su ideario revolucionario.

Esa mujer que se enfrentó al enemigo en la ciudad y en el frente de combate, y esa personalidad, que se convirtió en certera guía de todas las féminas de Cuba.

Pero también dejó para los amantes del arte, el recuerdo imperecedero de su afición por el ballet, y sobre todo, su valiosa voz de soprano que le permitió ser solista en el coro de la Universidad de Oriente.

Pero Vilma jamás olvidó esa preferencia por la música, a pesar de sus indiscutibles tareas en Cuba y el extranjero.

Por eso, esa cualidad que la adornó quedó grabada para la eternidad, en las nanas que interpretaba a sus pequeñas hijas, y también a Alejandrito, o la canción Sin ti, que tanto le gustaba a su compañero de toda la vida.

Artista innata que no se materializó ante el público, luego de su época universitaria.

Soprano latiente siempre en su historia de tanta sensibilidad, que solo sus más allegados pudieron disfrutar.

Mujer de inigualables méritos en todas las esferas en que se desarrolló.

Sensibilidad extrema, arte escondido para muchos, pero que le acompañó hasta su última morada
para enaltecer su vocación por la música.

Esta entrada fue publicada en Vigencia de Vilma Espín Guillois. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s