LAS IMPROVISACIONES, EL CORAZÓN DE FRANCISCO EN EDUADOR

DESDE UNA PUBLICACIÓN DEL VATICANO ASUMÍ, POR RSS, ESTE TEXTO RELACIONADO CON EL PAPA FRANCISCO, EL PRIMER SANTO PADRE SURGIDO EN LATINOAMÉRICA QUE, HASTA CIERTO PUNTO, RRVOLUCIONA LA IGLESIA CATÓLICA, PARA BENEPLÁCITO DE MUCHOS.

Andrés Beltramo Álvarez

El Papa puso dos condiciones para viajar a Ecuador: Rezar ante el cuadro de la famosa Virgen Dolorosa y depositar una ofrenda floral ante las reliquias de Marianita de Jesús, la primera santa del país. Ambos íconos están indisolublemente unidos a la historia de la Iglesia ecuatoriana, pero también a su congregación de origen, la Compañía de Jesús. Estas peticiones manifiestan el sello personal que Francisco le puso a su visita apostólica por Sudamérica, el cual también “condimentó” la receta con simbólicos fueras de discurso, improvisaciones que manifestaron sus preocupaciones más profundas.

Su deseo, Bergoglio, lo pudo cumplir la tarde de este martes 7 por la tarde cuando visitó la Iglesia de la Compañía. Allí se encuentra la imagen de la Dolorosa, que el 20 de abril de 1906 movió los ojos ante un grupo de estudiantes del Colegio de Jesuitas de San Gabriel de Quito. Ante ella oró unos instantes y después colocó unas flores en la tumba de la santa, que vivió entre 1618 y 1645.

Así, como dispuso de estos detalles, el pontífice también se ha ocupado de numerosas situaciones relativas al viaje, interviniendo personalmente en cuestiones que parecieran secundarios. Pero para él tienen un gran valor.

Por ejemplo, al inicio de su viaje pidió cambiar el telegrama enviado al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, por el sobrevuelo del avión papal a su país. Solicitó introducir apenas una palabra, pero el gesto fue sugestivo. El texto original mostraba su cercanía con el pueblo colombiano, deseándole prosperidad y convivencia pacífica. Francisco decidió agregar el término “reconciliación”.

En un país que todavía duda sobre las negociaciones de paz entre el gobierno y la guerrilla, esa palabra puede marcar la diferencia. Como también han marcado una diferencia las numerosas improvisaciones en sus discursos de estos días en territorio ecuatoriano. Para los fieles en general esos agregados pasan totalmente desapercibidos. No ocurre así con los periodistas, que tienen previamente los discursos aprobados.

En todos sus mensajes públicos, en lo que va de la gira por Sudamérica, Francisco ha improvisado. En la ceremonia de bienvenida, el domingo en el aeropuerto internacional de Quito, rompió lanza a favor del presidente Rafael Correa, cuestionado por la oposición y cuya autoridad está desgastada.

“Le agradezco, señor presidente, sus palabras -le agradezco su consonancia con mi pensamiento: me ha citado demasiado, ¡gracias!-, a las que correspondo con mis mejores deseos para el ejercicio de su misión: que pueda lograr lo que quiere para el bien de su pueblo”. Esas frases no pasaron desapercibidas, sobre todo en un contexto político turbulento.

Pero lejos estuvieron de ser un cheque en blanco. En otros discursos el Papa se ocupó de reconocer la necesidad del diálogo, de valorar las diferencias e instó a dejar “en el doloroso recuerdo cualquier tipo de represión, el control desmedido y la merma de libertades”. Y este martes, durante la misa en el Parque Bicentenario, aseguró –también improvisando- que “la propuesta de Jesús es concreta” y “nos aleja de la tentación de dictaduras, ideologías o sectarismos”.

“Les voy a dar la bendición para cada uno de ustedes, para sus familias, para todos los seres queridos y para este enorme pueblo ecuatoriano. Que no haya diferencias, que no haya exclusivo, que no haya gente que se descarta, que todos sean hermanos, que se incluyan a todos y que no haya nadie fuera de esta gran nación ecuatoriana”. Esa también fue una improvisación. Al terminar una visita a la catedral de Quito, el lunes por la tarde, el Papa saludó a la multitud dejando de lado su discursos original y hablando sin apoyos.

Parece que le salen de corazón esas improvisaciones que suelen complicar la vida a los periodistas, especialmente aquellos que no conocen bien el español. Pero ha sido la tónica desde el principio.

En ese discurso de bienvenida, ya citado, Bergoglio afirmó que los hermanos más frágiles y las minorías más vulnerables “son la deuda que toda América Latina todavía tiene”. Inmediatamente después le aseguró a Correa que podrá contar con la colaboración de la Iglesia, “para servir a este pueblo ecuatoriano que se ha puesto de pie con dignidad”.

También el lunes, durante la misa multitudinaria en el Parque Samanes de Guayaquil, contó una anécdota sobre su madre para hablar del valor de la familia. Recordó que una vez le preguntaron a su mamá a cuál de sus cinco hijos amaba más y ella respondió: “como los dedos, si me pinchan este me duele igual que si me pinchan este”. Estableció que cada madre quiere a sus hijos como son y, en una familia, los hermanos se quieren como son, porque “nadie es descartado”.

Improvisaciones mezcladas con bromas. Como cuando, en el Santuario Nacional de la Divina Misericordia de Guayaquil, aclaró que estaba de paso para la misa y por eso iba a dar la bendición a los fieles que abarrotaron el templo.

“Les doy la bendición, pero ..no, no les voy a cobrar nada…pero les pido por favor que recen por mi. ¿Me lo prometen?”, señaló, desatando la risa generalizada. Todos estos gestos, que algunos llaman “bergogliadas”, son aquellos que mayor aceptación tienen entre la gente sin pretensiones. Los fieles de a pie, que entienden perfectamente el estilo de su pastor.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Primer Papa latinoamericano de la historia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s