CEDEN LOS TIGRES Y SE IGUALA LA GRAN FINAL DE LA ACTUAL SERIE DE BÉISBOL CUBANO

POR SUPUESTO QUE NO PODÍA CERRAR MI BLOG PRIMARIO ÁVILA TROCHA EN ESTA MADRUGADA DE MIÉRCOLES SIN ESPERAR LA INFORMACIÓN DEL COLEGA AVILEÑO ALLÍ ACREDITADO POR EL PERIÓDICO INVASOR…

Por Filiberto Pérez Carvajal (enviado especial)

En otro partido tenso, Los Piratas de la Isla de la Juventud supieron venir de abajo, para doblegar a Los Tigres de Ciego de Ávila, 7×6 en 11 entradas, e igualar a dos victorias por bando la gran final de la LIV Serie Nacional de Béisbol.

La excelente faena del abridor de los felinos, el derecho Dachel Duquesne, garantizó que, en seis entradas completas, anulara la producción de carreras de los anfitriones en el estadio Cristóbal Labra.

García salió del box minutos después, al concederle boleto a José Adolis García. Así se mantuvo el choque, hasta que en el quinto, los avileños anotaran por cuarta ocasión.

Una entrada después, los de Roger Machado felicitaban a Duquesne, quien se despedía tras completar seis episodios, en los cuales no toleró libertades.

Pero hasta ahí llegaron las alegrías de los del centro de Cuba, toda vez que, en el llamado inning de la suerte, esta solo le sonrió a los de casa.

El paracortos pinero Alfredo Rodríguez y la afición local lograron la total desestabilización de Vladimir García, quien abrió ponchando a Luis Abel Castro y a Yusiel Herrera, pero este último llegó a la inicial al no poder retener Osvaldo Vázquez un envío desviado del pitcher.

Con un pelotazo indeseado a Rodríguez, Vladimir cayó en el foso de la inestabilidad, pues, acto seguido, el golpeado lo amenazó, y, aunque fue expulsado, contribuyó a que al Cañón de la Trocha se le perdiera el centro del plato, al extremo de conceder dos bases por bolas consecutivas y la primera raya de Los Piratas.

Acto seguido, tampoco Yennier Cano pudo dominar a Michel, quien luego de un tenso intercambio de gestos y palabras con el pitcher avileño, logró descifrarle una recta para conseguir batazo al jardín central que empujó otras dos. Por último, un biangular de Tartabull frente a Leorisbel Sánchez aseguraría la sexta anotación pirata.

Pero aún le quedaba gasolina a Los Tigres, como lo demostraron el hit de Borroto y el jonrón de Yeniet Pérez en el octavo, cuando muchos ya festejaban el éxito pinero.

En un tope rico en peripecias y desaciertos, Roger Machado perdió a Osmar Carrero, efectivo en su labor, al sobrepasar las salidas establecidas al montículo.

Ante este percance, vino a trabajar el zurdo Ariel Díaz en el noveno, y supo contener la inspiración local hasta el onceno capítulo, en el que el cuarto bate Luis Felipe Rivera se encargó de producir la séptima y definitiva anotación.

DESDE LA CUEVA DE LOS PIRATAS
Solo par de imparables permitió el diestro Dachel Duquesne, ponchó a cuatro y otorgó igual cantidad de boletos.

Al caer ante los de la Isla, los avileños exhiben igual cantidad de éxitos y derrotas en una decena de play off: 41 y 41.

Yeniet Pérez hizo maravillas en la tercera almohadilla, a lo que agregó el jonrón del empate.

Muy discutible resultó el tiempo que demoró Roger Machado en sustituir a Vladimir, si se tiene en cuenta su total desconcierto en un momento crítico del choque.

Osmar Carrero lamentó su temprana salida del juego, cuando lo iba haciendo bien.

El árbitro en home Osvaldo de Paula estuvo desacertado en numerosas ocasiones, al extremo de causar protestas de los bateadores de ambas novenas, y más de una rechifla del público.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Béibol cubano. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s