CRÓNICA ANTE UN HECHO QUE CONMOCIONÓ A LOS CUBANOS, LA OPERACIÓN TRIBUTO

POR JUANA TERESA MOYA PEÑA

No sé si la congoja de mis letras,
sea causa de contemplar la vida entre la muerte,
pero escribir tu nombre no he podido
quizás, porque no sé cómo nombrarte
ante este mar de pueblo que te arrulla
con un último adiós en la mirada,
y la firmeza encierra entre suspiros.

Alberto, José, Andrés, no importa cómo te llames,
de todas formas, siempre serás pueblo,
ese pueblo nuestro acostumbrado a procrear héroes,
y eso es hoy lo que tú eres.

Porque naciste con la muerte misma
transformado en un hombre tan gigante,
como la propia vida que perdiste.

Los hombres como tú no caen en vano,
sentenció quién aún después de muerto irradia vida.

Y tú, sabio soldado de la patria,
transitaste los trillos de su ejemplo
y te uniste a los que avanzan
abrazando por siempre sus ideas.

Por ello omito tu nombre natural,
pués no podría resumir en breves letras
este orgullo gigante de decirte,
hermano, marcha por la senda que escojiste,
que aquí quedan millones de cubanos,
dispuestos a seguirte…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Solidaridad cubana con el mundo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s