PROFESOR SUIZO IMPARTE CURSO A MÉDICOS AVILENOS

Por Ileana Sifontes León (Periódico Invasor)
Ciego de ávila, 29 Abril 2014

Lograr que el paciente sometido a una cirugía de gran magnitud, transite por el proceso de una manera más rápida, segura y menos traumática, a partir del empleo de nuevos procedimientos que dependen, en gran medida, de la preparación del personal médico, es el propósito del curso que el profesor suizo Martín Herrmann, impartió a los profesionales del Hospital Provincial Doctor Antonio Luaces Iraola en Ciego de Ávila.

El experto europeo, quien ha capacitado a los galenos de este centro asistencial en otras tres oportunidades, destacó que con poco se puede hacer mucho, pero es preciso que todos los que estén involucrados en la cadena del tratamiento reciban la preparación necesaria para que el nuevo concepto pueda ser aplicado exitosamente.

En sus anteriores intercambios con los profesionales avileños les transmitió sus experiencias en cuanto a la cirugía de hernia por la vía laparoscópica y las operaciones de hernias con anestesia local, proceder que, según comentó, también se aplica en países donde los recursos no son tan limitados como en Cuba.

El también vicepresidente de la Organización No Gubernamental Medicuba-Suiza (http://www.hispanocubana.com/joomla25/index.php/cuba/sanidad/86-medicuba), añadió que en esta ocasión no se realizaron sesiones prácticas, debido al proceso constructivo que tiene lugar en las consultas externas de la institución, al cual son sometidos todos los centros hospitalarios del mundo, ya que por los servicios que prestan, requieren de periódicas transformaciones.
Según explicó a Invasor digital el doctor Felipe Aragón Palmero, cirujano general del hospital Antonio Luaces, “la puesta en práctica de estos métodos no se deriva de la disponibilidad de recursos, sino de la preparación del personal médico para asumirlos.

“Se trata de derribar conceptos viejos e implementar otros que permiten la incorporación más rápida de los pacientes a sus labores habituales luego de una intervención quirúrgica, e incluye la alimentación precoz del operado, la reducción de la cantidad de horas en ayuno antes de la cirugía, la no utilización de sondas nasogástricas ni vesicales, la no preparación del colon, incluso, cuando se trata de una operación de este órgano.

El especialista avileño argumentó que, además, propicia una menor estadía hospitalaria, minimizando el gasto de recursos que esta implica, sin embargo está demostrado que no aumentan los riesgos postoperatorios, ni la incidencia de complicaciones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s