AUGUSTA NOCHE NOS ESPERA HOY EN EL TEATRO PRINCIPAL AVILEÑO

Por José Aurelio Paz

La escena del lugar más privilegiado para cantar en Ciego de Ávila, el teatro Principal, se llenará esta noche de esas pequeñas hadas amarillas encerradas en la jaula de la música, cuando la voz de Augusto Enríquez las deje escapar desde su garganta, bajo la luz sonora de la Orquesta Sinfónica Nacional, movidas por la batuta del maestro Enrique Pérez Mesa, las que nos llenarán de nostalgias por el Silvio que hace años no pisa esta provincia.

Como parte de su gira nacional, que viene bajando como agua de río desde las provincias más orientales, actuó la noche de este jueves en la ciudad de Morón y hoy viernes lo hará en la promoción que realiza de su tríptico a punto de salir a volar, desde la colección fonográfica o sello Colibrí, bajo el título de Te doy una canción; volúmenes que registran versiones de 34 piezas del cantautor Silvio Rodríguez, el emblemático fundador de la Nueva Trova cubana.

El formato sinfónico del concierto, y también de los discos, tiene la intención de lograr esa siempre difícil y atractiva tarea de hacer comulgar, sobre un mismo retablo sonoro, la música culta con la popular, a través de temas, además del que da nombre a la colección, como Mariposa, Unicornio y Jardín de la noche, entre esa variopinta gama del compositor que es Silvio, donde el elemento íntimo de sus personales confesiones humanas se desbordan en un lirismo de esencias que entronca lo cubano con lo universal; de ahí el reto de Augusto en el eterno dilema shakespeariano de ser y no ser; de ser Augusto con aroma a Silvio y ser, a la vez, Silvio con la garganta de Augusto.

Augusto Enríquez, quien fuera una especie de Elvis Presley caribeño para la juventud cubana de años pasados, desde la plataforma musical del emblemático grupo Moncada por su alcance juvenil entonces y su impronta patriótica, llega ahora, tras años de olvido nacional cuando se fue a recorrer mundo y hasta llegó a cantar junto al gran Luciano Pavarotti, para tener su prueba de fuego, al atizar el carbón que quemó a generaciones de cubanas y cubanos con su manera rockera de asumir los géneros nacionales y latinoamericanos, desde una voz privilegiada que le distinguía y, aún, le distingue.

Mientras, para la agrupación sinfónica que lo acompaña, esta se constituye en una de sus más importantes giras de los últimos años, según ha dicho a la prensa su destacado titular Pérez Mesa.

A pesar de la llovizna invernal por estos días, que no es más fuerte que el invierno sentimental que a veces llevamos dentro, valdrá la pena una gripe el irse al teatro avileño, que se anuncia como “el lugar de los grandes acontecimientos” y no siempre lo es, a ver, de verdad, un evento único que, como algo inaudito volará en apenas una hora y tanto, sin que muchos se den cuenta de que, entre nosotros, ha pasado un ángel.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s