CONOZCA EL ORIGEN DE LA PLANTA DE RADIO DEL CHE EN CABALLETE DE CASA

A propósito del aniversario 54 de Radio Rebelde damos respuesta a esta interrogante en este trabajo periodístico y de Investigación, luego de consultar algunas de las fuentes que participaron en los acontecimientos históricos relacionados con las comunicaciones de la Columna 8 Ciro Redondo en Las Villas, durante la contienda bélica que condujo al triunfo revolucionario del 1ro. de enero de 1959.

Al llegar la Columna Invasora al Escambray el Che que había sido promotor de Radio Rebelde, se interesó por disponer de medios que le permitieran mantener la comunicación con la Jefatura en la Sierra Maestra, con Camilo, el pueblo de Las Villas y la capital del país.

Poco después recibió una planta de radio que fue construida por el radioaficionado habanero Julio Mederos Figueroa quien poseía el indicativo CO2MF y además fue el corresponsal en La Habana que mantuvo el contacto radial con la fuerza rebelde, según el testimonio del Coronel Hiram Prats Labrada, radista del Che en el Escambray.

La idea de construir una planta de radio como emisora clandestina en La Habana, surge en 1957, a propuesta del Comité Universitario de la Juventud Socialista para incrementar las labores de agitación y propaganda contra la tiranía batistiana –me expresó Cesar Gómez- secretario de la organización juvenil de la alta casa de estudios en aquellos años, quien junto a Prats Labrada y otros compañeros, le encargaron esa tarea a Mederos Figueroa que era una persona confiable y además por su condición de radioaficionado no despertarían sospechas sus gestiones en la búsqueda de los componentes y fabricación del equipo.

Según la fuente, el equipo de radio fabricado por Julio Mederos Figueroa, fue enviado por expreso desde la Habana a Santa Clara, desarmado y embalado en cajas y desde aquí, los contactos con el Jefe Guerrillero lo hicieron llegar a Caballete de Casa.

Por otra vía viajó a Las Villas Hiram Prats Labrada, quien se incorpora a la columna invasora como operador y mantuvo los contactos con Radio Rebelde y La Habana, esta última a través del radioaficionado que construyó la radioemisora, como previamente lo habían acordado ambos.

La Planta llegó al Escambray bastante dañada y requirió de algunos días para lograr su puesta en funcionamiento -señaló el Coronel Pratts- y luego de algunas pruebas, se logró establecer el primer contacto con la estación guerrillera en la Sierra Maestra, a finales de noviembre de 1958, ocasión en que hablaron el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y el comandante Ramiro Valdés Menéndez.

A partir de ese momento se mantuvo la comunicación radial a través de esta radioemisora que se identificaba como C8-CR que significaba (Columna 8 Ciro Redondo) y las demás estaciones clandestinas, incluida la del radioaficionado habanero.

Julio Mederos Figueroa en el jardín de su casa junto a Juan Marillo Vidaurreta.Durante toda la campaña, hasta la toma de Santa Clara, el Che se comunicaba con la Jefatura del Ejército Rebelde, con Camilo y con el movimiento clandestino en la Habana.

Según relata Pratts, en la Habana Mederos “salía al aire” todos los días de 2 a 4 de la tarde y establecía comunicación con diversos radioaficionados y él desde Caballete de Casa cuando lo escuchaba, le hacía saber, con señales convencionales, que ya estaba listo para trasmitirle y el enlace habanero con la columna 8 se movía de frecuencia para recibir sus mensajes. Mederos era muy hábil operando su equipo -enfatiza el radista- cuando me escuchaba, comentaba con los demás radioaficionados, que había una interferencia y continuaba su transmisión, pero dejaba sintonizado el receptor con la emisora C8-CR (Columna 8 Ciro Redondo) que mantenía su modulación supuestamente con otra estación sin identificar la planta.

Julio Mederos Figueroa nació el 28 de enero de 1903 en Cienfuegos y murió el 19 de noviembre de 1980. Durante su infancia vivió en Colón, Cárdenas y Matanzas y finalmente su familia se estableció en La Habana donde realizó sus estudios de primera y segunda enseñanza y matriculó la carrera de derecho en la Universidad de la Habana. Estuvo vinculado a Julio Antonio Mella y Juan Marinello Vidaurreta, entre otros, y participó en las actividades que realizaba la juventud contra la tiranía de Gerardo Machado y tanto él como la familia que forjó, fue de tendencia socialista. Su hijo Agustín Mederos Bru de trayectoria profundamente comprometida con la revolución desde la clandestinidad, conoció e influyó en la realización de la tarea confiada a su padre.

Al triunfo de la Revolución, Julio ingresó en el Ejército Rebelde donde ostentó el grado de capitán, trabajó en comunicaciones y como Auditor en el Departamento Jurídico hasta que causa baja de las FAR en 1970, pero nunca dejó su afición por la radio, me contó su hijo.

Algunos radioaficionados de aquella época recuerdan con placer los contactos que realizaban con Mederos la CO2MF y conservan la imagen de aquel hombre honesto y sencillo, abogado de profesión, que en los años treinta se inició en este hobby, donde se destacó como un magnifico técnico y un buen operador caracterizado por un excelente dominio del idioma inglés. Sus colegas de entonces eran desconocedores de sus méritos revolucionarios derivados de las acciones clandestinas que realizó y mucho menos del riesgo al que se enfrentó con peligro para su vida.

Hoy esta Planta que Mederos fabricó y que prestó tan valiosos servicios, se encuentra en el Museo de la Revolución -relató su hijo- en tanto muestra con legítimo orgullo de su progenitor, un documento firmado por el Che con fecha 22 enero de 1959 en el que se expresa:

“Por la presente se Hace Constar que el Dr. Julio Mederos Figueroa ha prestado su cooperación al Ejercito Rebelde, construyendo plantas de Onda Corta que fueron utilizadas en las comunicaciones de la Columna 8 Ciro Redondo. Además el Dr. Mederos sirvió de enlace con el movimiento clandestino en la Habana a través de su planta de Radioaficionado CO2MF”.

Fue esta la radioemisora en que Hiram Prats, escuchó en Santa Clara, cuando en esta ciudad se libraba una colosal batalla por su liberación, la noticia de la fuga del tirano Fulgencio Batista, en la voz de Mederos Figueroa. Este sería, el último contacto entre la CO2MF y la C8-CR en el amanecer victorioso del primero de enero de 1959.

Deseo agradecer la colaboración recibida por parte de la familia de Julio Mederos Figueroa y particularmente de su hijo Agustín Mederos Bru, al combatiente de la columna 8 Ciro Redondo, Coronel Hiram Prats Labrada por sus declaraciones, a Cesar Gómez quien fuera Secretario General de la Juventud Socialista en la Universidad de la Habana y uno de los gestores de la idea de construir esa planta de radio y al grupo de veteranos radioaficionados que fueron consultados y ofrecieron sus testimonios. (Escrito por Joel Carrazana Valdés)

Esta entrada fue publicada en Radio. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s